Efigest Assessors


Ir al Contenido


EFIGESTS ASSESSORS, S.L., se halla constituida como Compañía Mercantil desde el año 1999 y tiene su domicilio social y centro de prestación de servicios profesionales en Barcelona, calle Roger de Llúria 137 2º1ª, por bien que tal constitución no fue sino una formalidad mercantil para la continuación y mejora de unos servicios profesionales de asesoría jurídica prestados ininterrupidamente desde el año 1980 por el letrado D.ALEXANDRE SALAS MARTIN.

La esencia que en todo momento ha impregnado la prestación de tales servicios profesionales ha sido una atención personalizada al Cliente y asesoría jurídica sectorial específica, basada en una reducida estructura física fija pero a la vez dotada de ágiles mecanismos para la obtención de colaboración especifica de profesionales del derecho y economía con larga y contrastada experiencia , sin pretensión alguna de abarcar ámbito profesional en el que no se pueda prestar el servicio jurídico personalizado que impregna como principal referente el ideario de la Firma.

La prestación de tales servicios profesionales se concreta en los ámbitos Civil y Mercantil, con la realización de actuaciones tanto extraprocesales como procesales en todo el ámbito del territorio nacional básicamente, pero sin excluir actuaciones internacionales, resultando a lo largo de tal periodo temporal de más de treinta años ininterrumpidos una significativa especialización en el ámbito del Derecho Financiero y Bancario, especialmente en la financiación especifica en leasing mobiliario e inmobiliario así como renting y financiación especializada de bienes muebles.

Es también un principio fundamental de la Firma el tener como objetivo fundamental en beneficio del Cliente desplegar todos los esfuerzos profesionales esencialmente en el ámbito preventivo de conflictos, especialmente orientado a evitar la sustanciación de Procedimientos Judiciales en la medida de lo racionalmente posible lo que supone una mejora de costes para el Cliente

De igual modo es un principio fundamental que inspira la dinámica de la Firma el vincular directamente la satisfacción de los legítimos intereses del Cliente en todo momento con los costes que ello le comporte y por ello la remuneración profesional de la Firma, de forma y modo que en todo momento permite alcanzar acuerdos para la cumplimentación de los encargos profesionales satisfactorios para el Cliente y la Firma.


Regresar al contenido | Regresar al menú principal